Breve reflexión sobre el liberalismo económico

El liberalismo económico, con eso de la autorregulación del mercado, como idea, teórica, mola. Lo único malo que tiene es que al aplicarlo se parte de unas desigualdades brutales de base, termina poniendo a las personas y su tejido social al servicio del mercado y no al revés, destroza el medio ambiente (que no tiene ni voz ni voto en el mercado) y sobreexplota sus recursos, traduce en el dinero todo el valor de las cosas (incluidos bienes morales o valores, que ahora son un producto más de producción y consumo), y reparte sus beneficios de una manera injusta y desequilibrada, en función de la voluntad de los pocos que mueven los hilos invisibles que sostienen todo esto.

Como teoría económica mola. Como excusa para permitir (y legislar) el saqueo global, da miedo.