fbpx

Higiene de manos: taller para un centro sanitario

En el último mes he impartido un buen puñado de sesiones formativas sobre higiene de manos a estudiantes de medicina y enfermería de la Universidad de Granada, a profesionales sanitarios (enfermeras, auxiliares de enfermería y médicos) del SAS, y hasta a algunos del 061. Aprovechando que hoy es el Día Mundial de la Higiene de Manos, pongo por aquí la presentación que he usado, con toda la información adicional (incluyendo chascarrillos y bromicas para mantener la atención) que puedes necesitar para impartir un taller similar allí donde estés. 🙂

¿Recursos a utilizar? Un proyector para la presentación, tú mismo/a con ganas de contar cosas, y un botecillo de solución alcohólica para practicar. Si encima te puedes hacer con algo de marcador y una lámpara de luz UV para evaluar la higiene de manos, o con fotocopias de los cuestionarios de la OMS, mejor aún. ¿Duración? Si metes el turbo y vas al grano (la importancia de la higiene de manos en la prevención de infecciones, los cinco momentos para realizarla, y la técnica de fricción) puedes hacerlo en 30 minutos. Si prefieres ir más tranquilamente, facilitar la participación de la gente, y machacar un poco más las cosas importantes, hora y media, máximo. ¿Tamaño del grupo? Pues desde 10 a 60 personas, desde estudiantes de primero a personal con experiencia. A continuación indico de qué hablo con cada diapositiva:

  • 1º diapositiva. Es importante que el mensaje de la OMS vaya en positivo. ¿Por qué? Porque los culpables de las infecciones son los bichos, no nosotros. Sin embargo, sí somos responsables de poder hacer más para evitar las infecciones. Por eso estamos aquí. ¿Y no es una obviedad hablar de estas cosas a estas alturas? Sí, pero al sentido común tenemos que ponerle unos cono-cimientos de base.
  • 2º diapositiva. El dueño o dueña de esas manos (fotografiadas por mi padre, por cierto 🙂 ) tiene una ventaja enorme respecto a nosotros, y es que las tiene visiblemente sucias, con lo que se las va a lavar de inmediato. Nosotros no lo vamos a tener tan fácil. Aunque tengamos las manos limpias, debemos saber que pueden estar contaminadas. En este momento aprovecho para repartir los cuestionarios de higiene de manos de la OMS y pedir que los hagan. Mientras, me acerco a 4 o 5 con la solución alcohólica, y les ofrezco echarles en las manos, sin decir nada más. Cuando recojo los cuestionarios, nos cuentan cómo se han limpiado las manos. Si tenemos lámpara UV y la solución está marcada, miramos las manos y vemos en qué podemos mejorarlo.
  • 3º y 4º diapositiva. Si hablamos de higiene de manos no es por capricho, sino porque se ha visto que es la medida más eficaz para luchar contra las infecciones relacionadas con la atención sanitaria. Antes de pasar a la 4º diapositiva, discutimos la importancia de estas infecciones en relación con la seguridad del paciente. Con la 4º diapositiva tratamos de analizar y entender esos porcentajes, y los factores que hacen que en una UCI haya más infecciones que en una consulta de endocrinología, opr ejemplo. (“¿Cuántos de aquí estáis sondados? Pues os aseguro que si pregunto lo mismo en la UCI la respuesta cambia…” :))
  • 5º y 6º diapositiva. Éstas están muy claras. Discutimos sobre todo las cuestiones que aparecen en negrita. Trato de hablar del uso inapropiado de antibióticos y sobre todo de la importancia del contacto directo (y las manos) como principal mecanismo de transmisión. “¿Qué pensáis que nos dirían en una UCI si les decimos que tienen más infecciones que el mes pasado?” Hablamos de que siempre culpamos la limpieza, cuando la limpieza suele estar bien y lo que lleva los bichos a los pacientes es nuestro contacto directo (“Y es que un paciente en la UCI no se va a levantar a buscar pelusas por las esquinas…”). De paso les hablo de que lo de la desinfección del aire es algo caro que, por llamativo que parezca, no ha probado más efectividad que la higiene de manos. Y trato de que nos metamos en la cabeza que lo importante es la evidencia de efectividad, no lo bonico del cacharro. (“Si la higiene de manos la hiciéramos con un túnel con luz, sonido, humillo y una foto de recuerdo cual parque de atracciones, haríamos cola para lavarnos las manos…”). ¡Fiémonos más de la evidencia científica y menos de las eminencias y los efectos especiales!
  • 7º diapositiva. Muy sencilla: que por suerte, no tenemos que destrozarnos la piel para quitarnos los bichos que más nos preocupan. ¡Están en la superficie y nos los quitamos con la desinfección!
  • 8º y 9º diapositiva. Cuento la historietilla de Semmelweis. Al terminar de explicar el descenso en los casos de fiebre puerperal, les pregunto qué ocurre en el cuadrito con interrogantes. Tras plantear distintas hipótesis, les explico que le despidieron, y hablamos de lo poco que nos gusta que vengan de fuera a decirnos lo que tenemos que hacer, y más si lo hacen “en negativo”. ¡Por eso es tan importante que el mensaje de la OMS esté en positivo!
  • 10º diapositiva. Volvemos al presente para plantear algunos aspectos básicos y muy importantes: que la solución alcohólica es más efectiva que el agua y jabón; que si hay suciedad visible o materia orgánica hay que tirar del agua y el jabón; que no hay que usar las dos cosas, sólo una, en función de cada situación; que es más rápida (¡20-30 segundos!), reseca menos las manos que el agua y el jabón (y que es importante usar, una o dos veces al día, crema de manos), y es más accesible. A continuación, hablamos del uso correcto de guantes (sólo en ciertos procedimientos, y en ningún caso exime del uso de solución alcohólica), y de lo mucho que podemos mejorar (¡Las estimaciones más optimistas rondan el 30% de cumplimiento!). Ya que estamos, dejamos claro que los guantes no otorgan superpoderes ni nada por el estilo… ¡los guantes sólo hay que usarlos para ciertas cosas y hay que cambiarlos, hombre!. (“¿Si fueras bicho, donde te montarías tu pisito, en una mano sobre la que se va a echar solución alcohólica, o en una mano que se va a cubrir con un guante?”)
  • 11º diapositiva. Es el momento de hablar de los cinco momentos. Como no me gusta demasiado el dibujillo tradicional de la OMS, hago mi propio esquema (con los mismos cinco momentos, claro), diviendo a los cinco momentos en los del antes (que hacemos menos y sirven para proteger al paciente) y los del después (que hacemos más y nos protegen a nosotros y al resto de pacientes). Explico cada momento, pidiendo que se imaginen al paciente como el típico rey con pijamilla blanco, de cuento medieval, en lo alto de su torre, protegido por dos enormes murallas que, en el acto sanitario, y por su bien (aunque con efectos secundarios a veces adversos, claro) rompemos: la piel (cuando hacemos procedimientos invasivos y exploramos mucosas y piel no íntegra) y el espacio (porque él no va tocando al resto de pacientes, ¿verdad?). Insisto en la importancia de que se haga en el punto de atención al paciente, y en la importancia de no plantearnos esto como algo imposible. Es imposible escalar el Everest el primer día que haces una excursión por el campo. Por eso empezamos dando paseos en llano, y por eso sólo tenemos que empezar a plantearnos que mejorar ese 30% de cumplimiento, símplemente mejorarlo, debería ser muy fácil. Explico los 5 pilares de la estrategia multimodal, en un segundo.
  • 12º diapositiva. Repasamos la técnica de higiene de manos, para llegar a cualquier rinconcillo, por recóndito que parezca. 🙂
  • 13º diapositiva. Les agradezco haberme aguantado, y les indico que hay algo mucho más útil que estas charlas o los típicos carteles: el ejemplo que un compañero puede ser para los demás en estas cosas. ¡Las buenas prácticas se contagian! Si veo que vamos bien de tiempo, o que según el público puede merecer la pena, podemos practicar eso de los cinco momentos con este juego del NHS, o hacer un repaso de conocimientos básicos con este otro juego de la Consejería de Murcia. (Si vas a dar el taller en un sitio sin internet, puedes descargar el juego del NHS, aunque el de Murcia no va a funcionar bien)
  • Para terminar, que todo el mundo se lave las manos con la solución alcohólica, repasando la técnica correcta. Y si tienes lámpara UV, ¡a ver esas manos! 🙂

Eso es todo. Suele ser entretenido, si sueltas chascarrillos y tratas de que la gente participe os podéis echar unas risas, y encima es útil. Espero que os sirva.

¡Feliz Día Mundial de la higiene de manos!