Libertad

¿Y si los malos del mundo, en algún momento (desconocido) de nuestra historia, y después de haber visto que la gente exigía libertad, se hubieran juntado para decidir darnos millones de pequeños entretenimientos, distracciones y placeres diarios, y acto seguido toda la libertad del mundo para decidir qué hacer, qué prioridades tomar, por qué protestar/movilizarnos, o qué bando elegir? ¿Y si es eso lo que nos desordena e impide que sumemos esfuerzos? ¿Y si es eso lo que hace que mientras protestemos por mil cosas que no nos gustan (mil) ellos sigan pinchando y cortando en temas que ignoramos? ¿Y si nuestra propia libertad es nuestra venda en los ojos? ¿Y si nos quejamos de tantas cosas que ya ninguna queja tiene valor ni para ellos ni para nosotros?

¿Y si nuestra libertad, la que nos hace tan felices, es “de juguete”? ¿Y si esa libertad es como una cuerda de la que todos tiramos en diferentes direcciones sin llegar a nada, aunque sintamos que estamos tirando? ¿Y si los malos son realmente tan malos, y tan listos? ¿Y si los malos de mundo son en realidad gente como tú y como yo que cree que está siendo libre y luchando por su libertad sin saber que para los demás son los malos del mundo, y sin saber que en verdad los malos malísimos están detrás, ocultos? ¿Y si los malos malísimos tampoco son los malos malísimos realmente malos?