Peleng | 1. Características generales

Peleng 8mm f3.5 fisheyeEl Peleng 8mm f3.5 fisheye es un objetivo pequeñajo y pesado, que comenzó a producirse en 1971 en las fábricas de BelOMO, la Asociación Óptica y Mecánica de Bielorrusia (Antigua provincia de la Unión Soviética, y actual país europeo). El Peleng 8mm es una pieza de precisión óptica derivada de las tecnologías rusas de defensa.

Con una longitud focal de 8mm, el Peleng 8mm ofrece un ángulo de visión de 180º. Mide menos de 7cm de longitud, y pesa algo más de 400 gramos. Es un objetivo Ojo de pez (Fisheye), que produce una deformación muy típica, más pronunciada en las zonas más alejadas de los ejes vertical y horizontal de la foto, y que se hace más patente cuanto menor es la distancia entre la cámara y el sujeto fotografiado.

Peleng 8mm f3.5 fisheyeCon una apertura máxima de diafragma de f3.5, este objetivo también puede ser diafragmado manualmente a f4, f5.6, f8, f11, y f16.

El enfoque también se hace manualmente girando una rosca situada en la parte posterior del objetivo. Su distancia mínima de enfoque es de 22 centímetros, lo que permite unos encuadres y composiciones muy llamativos.

Para poder montar este objetivo en una cámara Canon EOS o de otras marcas, es necesario utilizar un adaptador, que generalmente se vende de forma conjunta con el objetivo.

Peleng 8mm f3.5 fisheye - TapaLa tapa de este objetivo merece una mención especial, ya que como se puede ver en las imágenes, para cubrir a la lente frontal, que sobresale, se utiliza una tapa metálica que se sujeta a los bordes metálicos del frontal del objetivo con una superficie rugosa de goma. O mejor dicho, se intenta sujetar, pero no siempre lo consigue. Es por eso que, en fin, recomiendo guardar siempre el objetivo con sus tapas montadas dentro de un calcetín (limpio, claro), de modo que nos aseguremos de que la tapa no se desprenda y pueda golpear la lente frontal.

Al objetivo se le pueden acoplar filtros UV o de colores, con una rosca de 26,5mm en su parte posterior. Curiosamente, para que el objetivo pueda enfocar correctamente al infinito requiere llevar puesto un filtro en su parte trasera. En cualquier caso, siempre es recomendable llevarlo puesto, por si al transportarlo la tapa trasera del objetivo se cae y la lente se golpea. (Hay que tener en cuenta que las tapas traseras Canon no siempre se ajustan bien a los adaptadores, aunque tengan la misma montura. Supongo que con otras marcas ocurre lo mismo).

Es un objetivo que produce imágenes de gran calidad, es muy divertido de usar, y permite muchas posibilidades creativas, debido a la deformación que produce, al enorme campo de visión que tiene (La sensación que produce mirar por el visor de una cámara con un Peleng montado es tremenda), la gran profundidad de campo que consigue, y la pequeñísima distancia mínima de enfoque.

Al principio, por todas estas peculiaridades, cuesta hacerse con él, pero es cuestión de tiempo y aprendizaje comenzar a sacarle todo el jugo. Precisamente, eso es lo que intentamos facilitar con esta guía práctica. 🙂


Volver al Índice de la Guía Práctica del Peleng 8mm f3.5 fisheye